SAMPAOLI: DE HISTORIA E IDENTIDAD


Jorge Sampaoli fue presentado como entrenador de la Selección argentina por los próximos cinco años. «Ojalá que la gente pueda enamorarse del equipo, pero tendrá que ver con los resultados. Tenemos que buscar una identidad y una referencia del objetivo principal. Después hay que ganar», afirmó el coach.

Durante toda la conferencia, Sampaoli sobrevoló sobre dos conceptos: identidad e historia. Menuda tarea tendrá, entonces, el entrenador. Es que Argentina es un país que no saldó la tensión filial que genera la disputa latente sobre el modelo sociocultural y político-económico. Oscilante, pendular y dicotómica esa tensión también se proyecta sobre el fútbol, para encorsetarlo en discusiones obsoletas.

Enmarcado en una crisis institucional sin precedentes y en una encrucijada deportiva asfixiante, el seleccionado (como máxima expresión del fútbol nacional) encuentra en Sampaoli un actor con voluntad y un puñado de certezas (conceptuales, técnicas, filosóficas). El objetivo de Sampaoli debe ser pragmático: si pretende erigirse como síntesis histórica y dirige sus esfuerzos en ese sentido, pues entonces quedará atrapado en un laberinto sin salida; si por el contrario, pone su capacidad y convicciones en función del desarrollo de una idea más pequeña (que su equipo juegue con convencimiento conceptual y con temperamento), seguramente su trabajo tomará la dimensión que la camiseta albiceleste exige.

Previous IDENTIDAD, ORGULLO Y ESPÍRITU DE CUERPO: ATENAS TIENE FUTURO
Next ¿UNA CENTRAL EN LA PLAYA?