Justo cuando su proyecto de conducir al peronismo hacia la derecha fracasó rotundamente con la implosión de Alternativa Federal, Pichetto refuerza su pertenencia filosófica e ideológica al proceso más antiperonista desde la Unión Democrática


A menos de 24 horas de la fecha límite para la inscripción de las alianzas electorales, el rumor tomaba cada vez más forma de realidad hasta que, finalmente, fue confirmado: Miguel Ángel Pichetto será el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri. Las declaraciones públicas del senador rionegrino ofrecían indicios. En las últimas dos semanas, había afirmado que en un eventual balotaje votaría a Macri; en esa misma línea sostuvo que el proceso del actual presidente culmina en 2023, al tiempo que elogió la política internacional del Gobierno nacional. «En los próximos comicios el país elige entre un modelo capitalista y uno de intervención del pasado. Yo no vuelvo al pasado. Con Macri, la Argentina volvió al mundo. Un triunfo de Alberto Fernández y Cristina Fernández es la vuelta al pasado», sentenció.

Pichetto alta traición
Arte: Gonzalo Santos

Justo cuando su proyecto de conducir al peronismo hacia la derecha fracasó rotundamente con la implosión de Alternativa Federal, Pichetto refuerza su pertenencia filosófica e ideológica al proceso más antiperonista desde la Unión Democrática aceptando la candidatura a la vicepresidencia. Eso es exactamente lo que expresa la conducción de Macri sobre la experiencia Cambiemos: un nuevo intento por vaciar de contenidos, de sentidos y de poder al peronismo. El rionegrino completa una alta traición al partido que lo contuvo durante más de 4 décadas.


ARTÍCULO RELACIONADO > MICROFÍSICA DEL PERONISMO MACRISTA


La candidatura de Pichetto en Cambiemos confirma la tesis que Cultura Política expresó hace apenas un puñado de días: la práctica política de Pichetto se inscribe en el mero cálculo y en una matriz de acumulación y construcción de poder absolutamente individualista.

La expulsión del partido debería ser el próximo paso institucional del partido Justicialista


ARTÍCULO RELACIONADO > ASOMA UN CANDIDATO


 

Previous KICILLOF: EL PERONISTA DE LOS PRÓXIMOS 20 AÑOS
Next EN ACCIÓN HACIA EL SENADO