María Emilia Soria logró un amplio triunfo y será, desde el 10 de diciembre, la nueva intendenta de General Roca. Con el 50% de las mesas escrutadas la tendencia en favor de la actual diputada nacional es irreversible, ya que la diferencia entre el Frente para la Victoria (FPV) y Juntos Somos Río Negro (JSRN) oscila entre los 15 y los 20 puntos. En el contundente apoyo de lxs roquenses se expresa la confirmación del rumbo iniciado por Carlos Soria en 2003 y continuado por Martín desde 2011. Roca en Acción fue el slogan que sintetizó un proceso histórico que transformó la ciudad y la convirtió en la más pujante de la provincia de Río Negro.


ARTÍCULO RELACIONADO > PERONISMO, TRIUNFO Y FUTURO


Emilia, de apenas 34 años, afrontó un desafío difícil. Luego de la elección del 7A el Gobierno provincial decidió usar todo el poder del Estado para intervenir en el curso electoral. Además, los casi 16 años de gestión generaron un lógico desgaste tanto en los encargados de gobernar como en lxs ciudadanxs. Sin embargo, la capacidad de trabajo y la renovación conceptual que Emilia desplegó con fluidez durante todo la campaña, permitieron cohesionar el proceso histórico y proyectarlo al futuro.

La diputada nacional logró conectar con lxs roquenses a través de una visión millennial: propositiva, creativa, articuladora de la diversidad, fluida en términos comunicacionales y con menos prejuicio. Así consiguió tender un puente entre esa identidad roquense que, en las primeras dos décadas del siglo XXI volvió a fortalecerse y expandirse, con los desafíos que un mundo en ebullición y un país en crisis presentan para la ciudad más productiva de la provincia. Menudo desafío tiene por delante Emilia, que acaba de convertirse en la primera mujer electa intendente de Roca. Pero está claro que ella y su familia están acostumbrados a abordarlos.

María Emilia Soria

Previous EL FLAGELO DEL HAMBRE: VIEDMA EN EMERGENCIA
Next EL DILEMA RADICAL EN VIEDMA